Loading...

Los iluminati




Tal cabría desprender de una correspondencia que se conserva en la
biblioteca del museo Británico en Londres: se trata de las cartas cruzadas en el siglo antepasado entre Albert Pike y Giuseppe Mazzini, dos calificados miembros de la cúpula masónica y luciferina de los iluminados o Iluminatis (no todas las logias masónicas son luciferinas). En ellas se diseñaron las tres guerras mundiales.
Así, en carta dirigida a Mazzini con fecha del 15 de agosto de 1871-hace mas de un siglo-Pike le comunica que la primera Guerra Mundial se debía generar para permitir a los Iluminados derrocar el poder de los zares en Rusia, y transformar este país en la fortaleza del comunismo ateo. Las divergencias provocadas por los agentes de los Iluminados entre los imperios británicos y alemán - y también la lucha entre el pangermanismo y el paneslavismo- se debían aprovechar para fomentar esta guerra. Una vez concluida, se debía edificar el comunismo y utilizarlo para destruir otros gobiernos y debilitar a las religiones.




La Segunda Guerra Mundial debía fomentarse aprovechando las diferencias entre fascistas y sionistas políticos. La lucha debía iniciarse para destruir el nazismo e incrementar el sionismo político, con tal de permitir el establecimiento del Estado soberano de Israel en Palestina.
La Tercera Guerra Mundial se debe de fomentar aprovechando las diferencias promovidas por los agentes Iluminados entre el sionismo político y los dirigentes del mundo musulmán. La guerra debe de orientarse de forma tal que el Islam y el sionismo político se destruyan mutuamente, mientras que otras naciones se verán obligadas a entrar en la lucha, hasta el punto de agotarse física, mental, espiritual y económicamente.
Albert Pike le escribió a Giuseppe Mazzini el 15 de agosto de 1871 que, al final de la Tercera Guerra Mundial quienes pretenden la completa dominación mundial provocaran el mayor cataclismo social jamás conocido en el mundo.